Biogeografía, o geografía de la vida, es la ciencia que documenta y explica patrones espaciales de diversidad biológica. De acuerdo a consideraciones recientes, la diversidad biológica o biodiversidad hace referencia a la totalidad de la diversidad existente en el mundo vivo, incluyendo a la diversidad de alelos y genes, poblaciones, especies, comunidades, ecosistemas y paisajes, así como también a los procesos que ellos llevan adelante, tales como la selección natural, ciclos biogeoquímicos, fotosíntesis, transferencia de energía y ciclos hidrológicos. En función de esta visión integral de la biodiversidad, la definición de Biogeografía a mutado de ser el estudio de la distribución pasada y presente de los organismos a ser el estudio de todos los patrones de variación geográfica en la naturaleza, desde genes a comunidades y ecosistemas. Para entender patrones tan diversos, la Biogeografía recurre al aporte de varias disciplinas, tales como la Ecología, Evolución, Geografía, Paleontología y Geología. Biogeografía es, entonces, una asignatura en la que se sintetizan conceptos recibidos en asignaturas anteriores. Asimismo, parafraseando al biólogo evolutivo Theodosius Dobzhansky, se ha propuesto que pocos patrones en Ecología, Evolución y Biología de la Conservación, y así en la mayoría de los estudios sobre diversidad biológica, tienen sentido a menos que sean considerados en un contexto geográfico explícito. Así, la importancia de la enseñanza de Biogeografía en un plan de estudio de Biología radica también en que la asignatura ofrece precisamente esta perspectiva geográfica explícita para entender patrones de diversidad biológica y los procesos que los originan.